Los Sueños e ilusiones de Niños

Reflexión del Programa #4 Dulces para Niños de Todos los tiempos.

Los sueños se alimentan de ilusiones, en el contexto de la autoestima que habremos logrado, construida con palabras, gestos y tiempo… Los sueños solo pueden nacer y desarrollarse en un amiente armonioso, de amor, y comprensión.

Es importante entender que es sano y necesario soñar, y que es posible si primero podemos incentivar la imaginación en cada niño… cuando podemos imaginar lo que realmente quiero y no quiero, comienzo a discernir entre lo que necesito y no, entre lo que me hace bien y aquello que no me permite ser. Así de a poco podremos crear el mundo en donde quiero soñar y lograremos construir sueños que nos hagan realmente felices.

Este mundo necesita más corazones soñadores; que aunque tiemblen de miedo se superen dando el primer paso. De seres que sueñen con cosas locas, que crean que es posible y se animen a darle forma. De personas que no escuchen los pretextos y excusas de los que no se animaron a soñar, necesita más de los sueños de niños que sirven como fecundas semillas en un ambiente hostil.

Mira a tu niño y observa sus ojos, tal vez ni te diste cuenta que necesita soñar aunque calle. Mira sus ojos y pídele permiso para pasar, que por si no te diste cuenta ahí están sus sueños y no… no te atrevas a lastimarlo con palabras que resten, con gestos que dividan. Regálale una sonrisa sincera porque tu niño está esperando que lo tomes firme de la mano y le trasmitas confianza. Porque su primera ilusión es que tu creas en el. Sueña y deja soñar, que soñar es gratis y lucha por hacerlos realidad porque en el intento; el camino puede ser difícil, pero recuerda que siempre vale la pena.

Laura Videla

Coordinadora Prog*Infantil Medio Digital Catolico

Escucha el cuarto Programa en el enlace siguiente:

View on Zencastr