El Poder de la Palabra

Segunda reflexión sobre dulces para niños de todos los tiempos*

Tal vez no somos conscientes de lo que generan las palabras en nosotros y en los demás. Las palabras son expresiones con sonido; de aquello que pensamos, sentimos e imaginamos y le da nombre a todo lo que queremos decir.

El verdadero desafío será comprender que hay muchas maneras de expresarlo, el cómo manifestamos nuestras palabras es de lo que seguramente no hemos tomado magnitud. La intencionalidad al hablar es lo que llega mucho antes del significado de la propia palabra, si nos dirigimos con violencia, sarcasmo, hostilidad, desanimo, poco interés, desprecio… eso es lo que brindaremos. Si en cambio nuestra intención es sinceridad,

respeto, firmeza, claridad, comprensión y sobre todo una verdadera atención… es muy probable que aunque lo que tengamos que decir no sea dé mucho agrado o más aun sea doloroso, le habremos brindado al receptor calma y seguridad.

Las palabras son expresiones que después de ser verbalizadas nos generan una emoción y está se transforma en un recuerdo dentro de nuestra memoria, generando un patrón de pensamiento.

Cuantas veces algunas palabras han marcado nuestra infancia para bien o para mal y sin embargo de adultos parece que repetimos la historia. Hay palabras que han resonado como una sentencia en nuestra cabeza y como un puñal en nuestros corazones, porque él que expresa, es en la mayoría de los casos alguna persona de la que esperamos aprecio, amor, seguridad.

Como adultos en varias ocasiones, no actuamos con verdadera coherencia. Sumergidos en un mundo rápido, estresante y complejo…nos expresamos con los niños de una manera fría y distante, pretendiendo después que ellos sean algo que ni siquiera nosotros podemos ser.

Hablar es lograr un equilibrio entre lo que quiero trasmitir, con su verdadera intención y que el mensaje llegue al receptor de una manera armoniosa, correcta y sincera.

Hay palabras que han marcado personalidades débiles, violentas, desorientadas e infelices y otras que han forjado personalidades fuertes, vibrantes, soñadoras y superadoras destinadas a ser felices…

Laura Videla

Coordinadora de Programación Infantil

Medio Digital Católico San Rafael Mendoza Argentina