INFO RADIO
La Intercesión durante calamidades y Plagas

La Intercesión durante calamidades y Plagas

Es habitual que la Iglesia intensifique la intercesión durante calamidades y plagas. La Plaga llamada la peste negra asoló Europa por varios años durante el siglo VIL. En cierto momento parecía como si el fin del mundo había llegado. Se dice que la tercera parte de la población había perecido a causa de la peste. Siena (Italia) es conocida por haber perdido el 60 % de la población por plaga. El efecto positivo de ello fue el aumento de la devoción a San Sebastián. San Sebastián fue un oficial militar romano martirizado alrededor del año 300 d.C por lanzamiento de flechas y luego golpeado hasta la muerte. La gente le rezaba para pedirle protección contra la peste. Se convirtió en el santo patrón de los afectados por la peste presumiblemente debido a que uno de los síntomas principales de la enfermedad es un tipo de dolor punzante en el cuerpo.

Durante mi visita a la iglesia de San Damián en Asís en mayo de 2010, vi la pintura de San Roque y el perro. En Italiano se llama santo Rocco. El mismo fue víctima de la Peste. Para evitar la propagación de la infección, se escondió en el bosque y fue alimentado por un perro. Fue curado por un ángel. El es un poderoso intercesor contra plagas y epidemias. Me han dicho que cuando se desató la epidemia de gripe porcina, renació la devoción a san Roque en algunas partes del mundo. Durante las plagas y epidemias del pasado, la gente ha recurrido también a la intercesión de santa Tecla y santa Rosaba para obtener curación y protección. Una de las pasadas vigilias nocturnas realizadas por los cruzados de Delhi el ministerio de intercesión de la RCC en nueva Delhi, fue el 13 de agosto de 1994, en la que una gran cantidad de personas se reunieron y rezaron pidiendo protección debido a los continuos secuestros y asesinatos de niños en edad escolar que estaba teniendo lugar  en la ciudad capital de la India en esos días. Los dos representantes de las dos escuelas más cercanas se unieron a nosotros para dirigir la oración. Se hizo un cerco de Jericó con el Santísimo Sacramento y Velas encendidas en torno a la Escuela Jesus y Maria, orando por la protección de los estudiantes y por todos los de la unidad educativa. Los secuestros en serie se detuvieron inmediatamente y no se reportó ni un solo acaecimiento a partir de entonces.

Gripe H1N1

Después de que la gripe porcina (H1N1) se extendiera  como una pandemia en 2009 a un máximo de 168 países en el mundo- también la India se vio afectada-, como presidente del Equipo Nacional de Servicio de la India hice un llamamiento a los líderes de todas las regiones del país para organizar una intercesión especial. Un terrible pánico se apoderó  de todos a causa del virus. El ministro de Salud de la India había afirmado que un tercio de la población del país podría haberse infectado por el virus en un lapso de dos años. Se pidió a las escuelas suspender las actividades académicas para frenar el contagio entre los estudiantes.

Algunos países habían ordenado la construcción masiva de cementerios anticipando que la tasa de mortalidad sería devastadora a causa del virus. A través de una circular enviada en agosto de 2009, los miembros de la renovación fueron exhortados a organizar un intercesión especial con oración y ayuno, cadenas de rosarios, coronillas de la Divina Misericordia, celebraciones eucarísticas, vigilias de oración, horas santas, etc. Después que oramos, al poco tiempo se paralizó la difusión de la Epidemia.

“¿Está sufriendo alguno de ustedes? Rece” (Stg 5, 13). Estando bajo la constante amenaza de las crecientes epidemias, convoquemos una intercesión ferviente. De hecho, el Señor está en busca de personas dispuestas a estar en la brecha para servir de puente en el abismo que se ha creado entre el Creador y su pueblo. Cuando Nehemías escuchó de la angustia de los judios, comenzó a llorar e hizo duelo durante varios días, ayuno y oro (Neh 1, 3-11). La ferviente oración de Daniel por las personas con ayunos, saco y cenizas fue respondida por el Señor (Dan 9,3; 10,12). Cuando azoten los desastres naturales y las epidemias recurramos a la intercesión!

Extracto del Libro: Oren Alzando unos Manos Limpias La Oración de Intercesión Cyril John*