INFO RADIO
Asociación Cultural Sanmartiniana de San Rafael Día del Santo Patrono San Rafael Arcángel

Asociación Cultural Sanmartiniana de San Rafael Día del Santo Patrono San Rafael Arcángel

San Rafael, mi terruño sureño

Se celebró el 24 de Octubre el día de San Rafael, fecha significativa para nuestro sentimiento crisitiano, ya que este, forma parte de nuestra identidad nacional. Recordamos al arcángel San Rafael, medicina de Dios.

Ante la confusión que se presenta a veces, es preciso aclarar que esta es una recordación estrictamente religiosa.

Las principales fechas históricas son el 2 de abril de 1805, fundación del fuerte de San Rafael del Diamante por orden del Virrey Rafael de Sobremonte, en la Villa 25 de Mayo, el 2 de octubre de 1903, traslado de la villa cabecera, a la colonia francesa fundada por Rodolfo Iselin y el 7 de octubre de 1922, cuando se declara ciudad a la colonia San Rafael.

San Rafael ha cumplido una larga trayectoria , por progresar y trascender a nivel provincial y nacional.

Este espíritu fuerte que nos ha acompañado a lo largo de la historia, nos encontró siempre dispuestos al sacrificio , tratando de imitar el legado que nos dejaron nuestros mayores.

El esfuerzo del hombre hizo posible el milagro, aprovechando el agua que generosamente le brinda la cordillera nevada, acariciada por un ferviente sol. La tierra se abrió para dar paso a la semilla que brotó y se transformó en árbol, para llenar con frutos al hombre que con su fe y su trabajo la hizo despertar.

Durante todos los días, el colono continuó con su labor, en forma casi rutinaria, hasta que el desierto se cubrió de verde.

Sabemos que si San Rafael es grande, es porque se lo debemos a ellos, nuestros antepasados, que sembraron con su vigor, la fértil semilla que nos abrió un camino de grandeza y convirtió esta región semidesértica en un vergel.

Momentos en la historia del departamento

Hace 208 años, el 2 de abril de 1805, un pequeño grupo de personas dejaba fundado un fuerte para detener el avance de los aborígenes, lo que dio origen posteriormente al gran departamento del Sur Mendocino, que abarcaba casi la mitad de la Provincia y comprendía San Rafael y los actuales departamentos de General Alvear y Malargüe.

Hasta el siglo XVIII, los frecuentes malones que llegaban a la ciudad de Mendoza llevaron a las autoridades a fundar fuertes que sirvieron de defensa. Primero fue el de San Carlos, luego el de San Juan Nepomuceno, mal situados ambos ya que no estaban en lugares estratégicos. Entonces se pensó en construir otro a orillas del Río Diamante, idea de los comandantes de Frontera, Amigorena y Teles Menezes.

El proyecto se concretó en 1804, cuando el Marqués Rafael de Sobremonte recibió en Buenos Aires a los caciques pehuenches Maria Josefa Roco y Caripan, quienes preocupados por la lucha entre las tribus de su pueblo le pidieron que fundara un fuerte capaz de lograr la paz. Ofrecieron donar las tierras para ese fuerte y permitir el paso de las tropas a fin de hallar un paso en la cordillera, un boquete que pudiera ser transitado por carretas, para comunicar con Chile. 

Aceptada la propuesta, Sobremonte designó a don Miguel Teles Menezes para que encarará la fundación, sabiendo que los aborígenes lo respetaban, y a Fray Francisco Inalican como capellán, conversor e intérprete, ya que era de origen mapuche y conocía la lengua y costumbre de los nativos.

Previo un Parlamento con los aborígenes, el 2 de abril de 1805 quedó fundado el Fuerte, llamado San Rafael en honor a Sobremonte. El mismo estaba situado a corta distancia del paso de Romero, que era un vado elegido por los indígenas para cruzar con el ganado robado, por lo que el sitio era estratégico ( en ese lugar se levanta hoy el dique Galileo Vitali).Tras la muerte de Teles Menezes en 1810, el Fuerte perdió importancia.

Durante la gobernación de San Martín, no hubo ni medios ni hombres para enviar,, todos se necesitaban para el ejército de Los Andes, por lo que quedaron muy pocos soldados en el y fue designado fray Inalican para su cuidado.

En 1817 una pequeña división del ejército de los Andes, al mando del comandante Freire paso cerca de San Rafael y cruzo por el paso de el Planchon. Su destino era Talca, en el sur de Chile. Y así fueron transcurriendo los años por la Villa Vieja, de acorde con los acontecimientos históricos, que jalonaron su existencia, durante todo el Siglo XIX.

Ya en el Siglo XX, la población empezó a instalarse más hacia el oeste surgiendo asi la Colonia Francesa, donde hoy está ubicada nuestra ciudad cabecera.

Hoy debemos tomar ejemplo del esfuerzo sin límites, el trabajo constante, la solidaridad comunitaria, valores que ponían en práctica diariamente quienes “sin pensar en ellos” nos legaron este capital invalorable que es nuestro terruño.

Y recordando a Maria Ines Rodriguez de Loustaunau decimos:

¡Mi Terruño, sureño, mi febril esperanza,

Es hora que Argentina se deleite,

Y te mire afanosa en la distancia!

———————————————————-

Todos tus frutos de templado clima

Deleitan al viajero que pasa…

Tus termas, tus paisajes, la grandeza que guardas,

Delatan a la tierra en la que naces…..

Imagen: Fuente Mendoza Travel

Autoría de Prof Fanny Virginia Calderón Historiadora*