INFO RADIO
Fray Francisco Inalican el Cura mapuche que inició la evangelización del sur mendocino, acompañó al general San Martín y fundó Real del Padre

Fray Francisco Inalican el Cura mapuche que inició la evangelización del sur mendocino, acompañó al general San Martín y fundó Real del Padre

Nació en Chillán, Chile, de raza mapuche. Su nombre en mapudungun significa “el que está cerca de la piedra solar”. Estudió en un colegio franciscano indígena de la tercera orden. Fue alumno que se destacó por su capacidad para hablar castellano y mapudungun además de  maestro de gramática en el convento de San Francisco de Mendoza en 1804 donde ganó respeto. Hablaba con facilidad las lenguas, Pehuenches, Puelches, Ranquel che.

Cuando el virrey sobremonte ordenó la fundación del fuerte de San Rafael, hecho ocurrido el 2 abril de 1805, le indicó a Teles Menezes que previo a la fundación realizará un parlamento, ya que era necesario tranquilizar a los aborígenes. En ese parlamento participó Fray Francisco Inalican quién iba en la expedición como capellán y conversor, actuando como intérprete, y había sido pedido por la cacica Maria Josefa Roco ya que era mapuche le tenían mucha confianza. Al término del parlamento se redactaron doce artículos que los aborígenes aceptaron e hicieron que firmara por ellos fray Inalican. En esos artículos les habló de formar una población y de construir una iglesia, ambos se los ofrecía el rey por si querían bautizarse y hacerse cristianos. Uno de los objetivos principales del virrey era la evangelización de los aborígenes. 

Fray Francisco Inalican no sólo se dedicó a evangelizar a los aborígenes sino que se transformó en agricultor, luego de preparar la tierra trajo de San Carlos semillas y plantas para las fincas y huertas. Trajo de todo hasta los primeros sarmientos. Y tan buena era la tierra, como explica en una de sus cartas que “de todo produjo” hasta habas, arvejas  y garbanzos. Plantaron sauces en las calles y en una carta hablan de la alameda de sauces. El álamo aún no se había introducido en el país pero lo conocían de Europa recién llegó al país en 1808. 

También preparó los materiales para construir la capilla de la cual se hizo cargo, o sea que no sólo fue el primer capellán de estas tierras sino también el primer maestro. Enseño las primeras letras a blancos e indígenas y bautizó a los aborígenes situación que en varias oportunidades se tornaba engorrosa ya que para bautizarlos le pedía que tenian que dejar varias esposas y elegir quedarse sólo con una, lo que los nativos, acostumbrados a la poligamia le resultaba muy difícil, pero que con algunos lo consiguió y regresaron a bautizarse como el Cacique Caripàn hermano de la cacica Roco que tomó el nombre de Rafael tal como le había prometido al virrey Rafael de Sobremonte. 

Al producirse la revolución de mayo, Inalican se apartó de los españoles y abrazó la causa de la libertad de su tierra y en la frontera sur se convirtió en un eficaz difusor de la obra de la emancipación. 

Fue gran colaborador de San Martín de quien era muy amigo actuó como intérprete en los parlamentos que se hicieron durante la organización del Ejército del Libertador, en especial el parlamento de San Carlos, y realizó visitas a las tolderías para llevarles mensajes del General. Mientras se preparaba el cruce de la cordillera el padre Inalican aportó a la caja del ejército libertador el 50% de su sueldo que no era mucho y que siempre lo tenía ocupado en ayudar a sus feligreses. 

Siguió viviendo en la frontera viajando de San Rafael a San Carlos para atender a las dos poblaciones y en Febrero de 1822 el Gobernador de Mendoza Don Pedro Molina lo designó capellán castrense de las Milicias de la frontera. 

Viajaba mucho por toda la región, tal es así que Real del Padre se debe su nombre a que en ese lugar se quedaba unos días el padre, por lo que sentaba su Real para poder evangelizar a todos los aborígenes. 

Existían dudas con respecto al lugar de su muerte pues algunos autores aseguran que falleció en Santiago de Chile en el convento Máximo de la Santísima Trinidad, el 20 de diciembre de 1823, donde el padre había estudiado, pero Narciso Sosa Morales en la villa vieja relata que falleció en esa fecha, en el fuerte de San Rafael y esto fue confirmado recientemente por documentos hallados en el archivo eclesiástico de Mendoza y en el archivo histórico de la provincia de nuestra provincia ; donde los habitantes del fuerte comunican su muerte y pide se les envíe otro sacerdote, por lo que Fray Inalican falleció en el fuerte San Rafael, sus restos seguramente fueron sepultados en la iglesia del fuerte, pero nunca se pudo hallar su tumba pues una gran crecida del Río Diamante se llevó las dos terceras partes del fuerte, incluida la capilla en febrero de 1900.

Escrito: Profesora e historiadora Fanny Virginia Calderón

Soplo de Bendición Medio Digital Católico

Imagen fuente : http://losinvisiblesenelcrucedelosandes.blogspot.com/

Poema Fragmento completo de Fray Inalican